Uso de cookies. En Seipasa utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Aceptar

Logo Seipasa

Por qué los bioestimulantes son necesarios para la agricultura

18 de Julio de 2015

El estrés se ha convertido en una palabra de uso habitual dada la imponente presencia de esta ‘enfermedad’ en la sociedad. Pero no sólo se restringe a las personas, ya que las plantas, como los humanos, también sufren constantes situaciones de estrés que les hacen mermar su fortaleza y su proceso de crecimiento, quedando más vulnerables a ciertas enfermedades y afectando a la calidad y productividad del vegetal. Trasplantes, temperaturas extremas, enfermedades, salinidad, sequía, heladas, podas mal hechas… Para prever y superar con éxito estas situaciones de pronóstico adverso es necesario estimular a las plantas con soluciones que van más allá de los nutricionales y fertilizantes. Los bioestimulantes son la mejor medicina natural para preparar a los vegetales ante una situación de estrés o para ayudar a los mismos a superarla una vez pasada.

Intermediarios metabólicos


Pero éste es tan sólo uno de los beneficios que reportan este tipo de productos. Su acción como intermediarios metabólicos es fundamental. Los bioestimulantes, aplicados a la planta o al
suelo, mejoran el vigor, el rendimiento y la calidad de la cosecha puesto que aumentan la eficiencia del metabolismo de las plantas y favorecen los aspectos organolépticos –color, olor, sabor, textura…-.

Sus provechosas propiedades logran mejorar la fertilidad del suelo y el desarrollo de microorganismos beneficiosos en él, facilitan la asimilación de nutrientes y consiguen una optimización del uso del agua por parte de la planta, así como mejoran el contenido en azúcar. Se trata, por tanto, de tratamientos de gran efectividad sobre el óptimo desarrollo de las plantas en todo su ciclo de cultivo, desde la siembra hasta la maduración.


Consecuentes con la demanda por parte de los agricultores más exigentes de este tipo de productos, SEIPASA ha centrado sus esfuerzos en la investigación y desarrollo de tratamientos naturales especialmente preparados para cubrir este tipo de necesidades y asegurar al productor excelentes rendimientos. El resultado ha sido la creación de eficaces bioestimulantes con características propias lanzados al mercado con la garantía SEIPASA, empresa pionera en la fabricación de productos totalmente naturales, libres de residuos, y con su sistema único R-Free como mejor aval.

Energía en los momentos de mayor demanda


Existen ciertos momentos a lo largo del proceso de desarrollo vegetativo en los que la planta soporta un especial gasto de energía. En estas etapas de mayor demanda energética el empleo de Kynetic4® es sustancial. Esta nueva referencia presenta una extraordinaria acción sobre el metabolismo del vegetal. Y es que no sólo incrementa la floración en las plantas, sino también la fertilidad del polen y los niveles de cuajado.

Todo ello es posible gracias a intermediarios fisiológicos y aminoácidos de origen vegetal que actúan como quelante natural desbloqueando suelos y facilitando la absorción y asimilación de otros compuestos. Una cuidadosa combinación de sustancias naturales especialmente seleccionadas “desempeñan su acción sobre las rutas de interés promoviendo la síntesis de proteínas y de fitohormonas, y mejorando la asimilación de nutrientes”, explican técnicos de SEIPASA.

Pero KYNETIC4® cuenta también en su formulado con compuestos que reducen la tensión superficial y facilitan su uso como sinergista en la aplicación de herbicidas, potenciando su efecto, y de abonos foliares, optimizando su absorción. Además, contrarresta el estrés que el herbicida puede provocar en el cultivo. De hecho, es también importante su uso frente a otro tipo de condiciones de estrés como heladas, sequía, salinidad, cambios térmicos, plagas, enfermedades o trasplantes, otorgando a las plantas una mayor capacidad de adaptación.

Protección desde las raíces


Por su parte, Seiland® constituye la mejor defensa y fortalecimiento de la planta desde las raíces. Es por tanto en la fase de plantación cuando se hace imprescindible el uso de este bioestimulante, protector radicular, cuya novedosa formulación está compuesta por una mezcla de microorganismos que coloniza el nicho ecológico de las raíces creando una barrera biológica que impide la invasión de agentes patógenos. Su acción polivalente atiende pues las demandas de los cultivos sometidos a estreses provocados por fitoparásitos como nematodos y por otras enfermedades del suelo.

A diferencia del uso exclusivo de productos químicos, Seiland no sólo disminuye los daños causados por los patógenos, sino que también prolonga la vida productiva de la plantación, ya que consigue activar el desarrollo radicular y vegetativo estimulando al cultivo para que emita nuevas raicillas. Asimismo, ejerce de biofertilizante por su capacidad de fijar el nitrógeno o solubilizar el fósforo y porque aporta sustancias y enzimas beneficiosas como polisacáridos, ácidos orgánicos o ácido abscísico, entre otros.

La materia orgánica que incorpora lo hace capaz de “captar, liberar y vehicular minerales disponibles en el entorno y todo ello estimula la actividad de la flora microbiana autóctona presente en el suelo de forma natural”, tal y como subrayan los expertos.

Por su parte, Seisil® es especialmente eficaz en la corrección de carencias de silicio y potasio, sustancias que fortalecen los tejidos celulares de los vegetales protegiéndolos de ataques de patógenos. La resistencia a las enzimas de fitoparásitos se ve reforzada por el efecto inductor de defensas del extracto vegetal que contiene.

Mejora del color, tamaño y firmeza

Para favorecer el incremento de azúcares, la maduración y el engorde del fruto el producto ideal es Sweetsei®. Su aplicación aporta un elevado número de intermediarios bioquímicos y factores coenzimáticos que suplen las rutas metabólicas activadas en el proceso de maduración. Tiene, por tanto, gran influencia en el color, la acumulación de azúcares y el tamaño y firmeza de los frutos.

Till-up
® es una solución bioestimulante que SEIPASA ha diseñado específicamente para satisfacer las demandas de uno de los cultivos más importantes en nuestra alimentación y economía, las gramíneas. Arroz, trigo, cebada, maíz, avena... La aplicación de Till-up en el estadio primitivo del crecimiento del vegetal activa los procesos de germinación, enraizamiento y, especialmente, de ahijado de estos cultivos asegurando así calidad y cantidad en la producción final.

En definitiva, el empleo de sustancias que fortalecen el sistema defensivo de las plantas permite al cultivo reponerse frente a agresiones provocadas por plagas y otros tipos de estrés. Bioestimulantes y protectores naturales no sólo refuerzan la planta y, en consecuencia, incrementan su productividad, sino también la calidad del suelo. Prevenir una buena disposición del cultivo desde el principio tendrá una gran repercusión en el resultado final.

Choose your region / Trabaja con nosotros /

Copyright 2015 Seipasa, s.a. All rights reserved. / RSS / Mapa web / Aviso legal / Política de privacidad / Cookies