Bioinsecticidas

Los bioinsecticidas de Seipasa son productos fitosanitarios altamente tecnificados desarrollados a partir de sustancias de origen botánico y microbiológico. 

Con la disminución de materias activas disponibles en el mercado y la aparición de resistencias a las soluciones químicas clásicas, la aplicación de la tecnología natural de Seipasa es la alternativa y/o complemento que necesitan los agricultores. Se trata de una alternativa eficaz frente los insecticidas de síntesis tradicional.

La amplia experiencia de Seipasa en I+D+i aplicada a la agricultura nos ha permitido desarrollar bioinsecticidas que se emplean en la agricultura para el control de plagas (pulgón, mosca blanca, trips, ácaros), que afectan a los cultivos en las diferentes zonas de mundo.

En estos tiempos en los que la demanda de los consumidores se dirige hacia el consumo de alimentos sin residuos químicos los bioinsecticidas de Seipasa se han convertido en un aliado idóneo en los programas de protección de los cultivos, contribuyendo de esta forma en la generación de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, la fauna auxiliar y la salud de las personas.
 

Bioinsecticidas: cómo, cuándo y por qué

  • Los bioinsecticidas ayudan a mejorar la calidad y el rendimiento de las cosechas, proporcionando una protección natural para los cultivos. 
  • En programas de gestión integrada, la inclusión de bioinsecticidas en rotación con productos químicos contribuye a disminuir los niveles de residuos en los alimentos. Permiten reducir la cantidad necesaria de productos fitosanitarios de origen químico y optimizan la eficacia de los tratamientos.
  • Los bioinsecticidas son especialmente útiles para el manejo de resistencias.
  • Plazos de seguridad mínimos que permiten obtener alimentos sin residuos químicos. Compatibles con programas de gestión integrada para el control de plagas (pulgón, mosca blanca, trips, ácaros
  • Los bioinsecticidas son compatibles con organismos de control biológico. A través de un uso adecuado, como por ejemplo con un uso previo a la suelta de auxiliares permiten que los enemigos naturales de los insectos plaga desempeñen su papel complementario en las estrategias de control.