Tecnología Natural

Todas las novedades sobre soluciones y tratamientos naturales para la agricultura están en el blog de Seipasa

Cómo eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos


Cómo eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos

Eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos se convierte en una necesidad para los agricultores con la llegada del buen tiempo. La subida de las temperaturas que se produce en primavera, y que se mantiene durante todo el verano, marca las condiciones para su aparición, pues el pulgón y la mosca blanca son insectos que se desarrollan en ambientes de elevada humedad y altas temperaturas, algo que las convierte en plagas especialmente peligrosas para los cultivos en invernadero. 

Cuando el agricultor se pregunta cómo eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos, el primer paso necesario es conocer los detalles básicos de estas plagas y los daños que provocan. A pesar de tratarse de plagas diferentes, tanto el pulgón como la mosca blanca son insectos chupadores que succionan la savia de la planta y que pueden provocar graves afecciones en los órganos de la misma, las hojas y los frutos. 

El pulgón y la mosca blanca segregan una melaza líquida y pegajosa que impregna la planta e impide su normal desarrollo. Este exceso de melaza da lugar al desarrollo de mohos, lo que reduce la normal actividad fotosintética. En la práctica, tanto el pulgón como la mosca blanca actúan debilitando la planta. Pueden provocar desde clorosis hasta desecación de las hojas, pasando por deformaciones en su crecimiento que, al final, perjudican el rendimiento de la cosecha y merman la calidad. Asimismo, ambos insectos pueden transmitir sustancias tóxicas a la planta y convertirse en vectores de virus fitopatógenos. 

Tanto el pulgón como la mosca blanca se ubican en el envés o parte posterior de la hoja. Las paredes celulares finas y delgadas facilitan su ataque sobre la planta. Aunque su ciclo es diferente, se trata de plagas con una velocidad de reproducción muy rápida. La mosca blanca, por ejemplo, puede pasar de larva a adulto en apenas 30 días, por lo que es posible que en una misma campaña se produzcan diferentes generaciones.  

Para eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos es necesario combatir su aparición y controlar las poblaciones hasta reducirlas. Además de las prácticas preventivas y culturales (eliminación de malas hierbas, uso de riego adecuado, proliferación de depredadores naturales), existen estrategias fitosanitarias ampliamente efectivas para su control, basadas en criterios sostenibles y racionales sobre el entorno, con un corto plazo de seguridad y sin residuos sobre los cultivos.

Potente efecto de choque contra pulgón y mosca blanca

Pirecris es un bioinsecticida de Seipasa con registro fitosanitario y diseñado para eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos. Actúa por contacto. Está diseñado a partir de una exclusiva formulación gracias al perfecto equilibrio de las moléculas PI y PII que componen la sustancia activa, y que aportan la máxima eficacia insecticida tanto en campo abierto como en invernadero.

Las micromoléculas que componen su formulación condensan y generan una red estable y equilibrada en toda la disolución, aportando un efecto insecticida que actúa bloqueando el sistema respiratorio sobre huevos y larvas, y que proporciona una cobertura perfecta sobre la hoja y el insecto.

La avanzada formulación de Pirecris para el control de plagas permite sustituir el butóxido de piperonilo (PBO) como sinergista por carboxilatos y antioxidantes naturales. Pirecris disminuye el riesgo de aparición de resistencias y es una herramienta ideal para su uso en programas de gestión integrada de plagas y sistemas de producción orgánica.

Como ya hemos comentado, tanto el pulgón como la mosca blanca son grandes enemigos de los agricultores y, especialmente, de los cultivos de invernadero. Para el control de mosca blanca en tomate de invernadero Seipasa dispone de Nakar, un bioinsecticida con registro fitosanitario que presenta un doble modo acción (físico y bioquímico) contra esta plaga. Nakar actúa por contacto y es altamente eficaz en fases inmaduras de desarrollo y en fases no voladoras del insecto. 

Nakar no tiene plazo de seguridad y también es una herramienta válida en sistemas de gestión integrada de plagas y producción ecológica. Además, se trata de un producto compatible con organismos de control beneficioso (OCB). Tanto Nakar como Pirecris evitan la aparición de resistencias y son productos complementarios en una misma estrategia.

En ambos casos, estamos ante plagas muy comunes en un amplio rango de cultivos agrícolas. Eliminar el pulgón y la mosca blanca de los cultivos requiere actuar con rapidez y elegir la estrategia adecuada para reducir la población y evitar mermas en la cosecha.